Real Decreto 115/2017

Desde el  19 de Febrero del 2017, ha entrado en vigor en Real Decreto 115/2017 sobre comercialización y manipulación de gases fluorados; que deroga y sustituye  al anterior Real Decreto 795/2010.

En dicho decreto se determinan los procedimientos de la certificación personal, regula la distribución y comercialización de gases fluorados y equipos que los empleen,  y establecer los requisitos técnicos  de las actividades que potencialmente puedan liberar gases fluorados a la atmosfera.

La aplicación del RD 115/2017 afecta a los distribuidores de gases fluorados, equipos y productos basados en ellos, a los titulares de las instalaciones, a los comercializadores y a las empresas instaladoras.

Las empresas habilitadas son las comprendidas en la anterior normativa y las facultadas para la instalación y mantenimiento de alta tensión.

El artículo 3 define las actividades restringidas al personal en posesión de la certificación exigida, los apartados del  1 al 6 definen las actividades que puede realizar el personal, dependiendo de la certificación que posea; incluyendo la instalación, el mantenimiento, manipulación de contenedores y desmontaje.

Todas las certificaciones son válidas únicamente dentro del seno de una empresa habilitada.

El articulo 9  indica las obligaciones específicas relativas a la distribución, comercialización y titularidad de los fluidos y equipos basados ellos, indicando la obligatoriedad de que los aparatos o equipos precargados de refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor que no estén herméticamente sellados y que estén cargados con gases fluorados de efecto invernadero solo podrán venderse al usuario final cuando se aporten pruebas de que la instalación será realizada por una empresa habilitada.

Para ello se establecen dos documentos en su anexo , que tendrán que ser devueltos al vendedor del equipo donde se acredite que la instalación ha sido realizada por una empresa habilitada para ello, con personal certificado para ese tipo de instalación.

El comprador del equipo conservará su ejemplar durante un periodo de 5 años.

A partir de enero del 2018 el comercializador deberá obligatoriamente de informar  al órgano de la comunidad autónoma competente de  los compradores que no hayan remitido el documento.

Las sanciones por dicho incumplimiento se establecen en base a el capítulo VII de la Ley 34/2007 de calidad del aire  y protección de la atmosfera.

Hemos incluido el RD 115/2017 en nuestras secciones RITE, RITE Catalunya y Frio Industrial o bien puede descargarlo pulsando aquí.